Boletín no. 14

A más de un mes de las elecciones federal en México en donde se renovó la Cámara de Diputados, algunas legislaturas locales y también algunos Ayuntamientos, es importante reflexionar respecto a la legitimidad o falta de legitimidad que arrastran las y los políticos que han conseguido la simpatía de las y los ciudadanos y por ende son nuestros nuevos gobernantes o representantes populares.

                Como lo han explicado los científicos sociales, la legitimidad de un gobierno se consigue a través de la eficacia y eficiencia que demuestran las y los servidores púbicos que componen una administración, dicha eficacia y eficiencia se refleja en términos reales en la capacidad de los gobernantes de responder y atender las demandas ciudadanas y de cumplir las promesas de campaña que abanderaron y que les otorgaron el voto de confianza de las ciudadanas y los ciudadanos en las elecciones.

                Es decir, la legitimidad de una administración y por ende de un gobierno, ya sea a nivel federal, estatal o local, depende de que se mantenga el equilibrio entre las demandas de la ciudadanía y las respuestas del gobierno, por ende cobra relevancia mirar el conjunto de propuestas que los gobiernos están obligados a cumplir, ya que fueron propuestas con las cuales se atrajeron los votos ciudadanos.

                Aquí mencionamos una de las propuestas de campaña que el actual Presidente Municipal de Tultitlán abanderaba en su campaña y por la cual muchas y muchos jóvenes votaron por él. Específicamente estamos hablando de la Instancia Administrativa competente en materia de Juventud; el Instituto Tultitlense de la Juventud.

                En las elecciones federales que se llevaron a cabo el 5 de julio, en Tultitlán la mayoría de los participantes de los distintos partidos políticos a la presidencia municipal, enarbolaban en sus propuestas la creación del Instituto Tultitlense de la Juventud, es por lo mismo que ahora que tenemos un Presidente Municipal recientemente elegido, que es nativo de Tultitlán y que esperamos que sea receptivo a las propuestas emanadas de la sociedad civil, que le recordamos respetuosamente que el trabajo con las y los jóvenes no puede esperar, ya que ha sido una de las franjas poblacionales más relegadas, ignoradas y discriminadas por administraciones pasadas.

                Es por lo antes escrito que exhortamos a nuestro Presidente Municipal C.P. Marco Antonio Calzada Arroyo y a su cabildo respectivo a que lo más pronto posible cumpla con una de sus propuestas de campaña y que se implemente el Instituto Tultitlense de la Juventud. Estimado Presidente Municipal de Tultitlán, no decepcione a las y los jóvenes como la Presidenta Municipal anterior, para la cual las y los jóvenes no éramos importantes.

Colectivo JóvenesxTultilán-Juventud entre Tules.                                                           

jovenesxtulti@hotmail.com 

 25 de Agosto de 2009

Anuncios