Boletín no. 20

En el actual contexto mexicano, la población juvenil cobra una relevancia sin igual, ya que representa más del 30 % de la población total de las y los mexicanos, en este sentido, la atención y respuesta verdadera a las demandas y necesidades de este actor colectivo es sin duda un obligación urgente, necesaria e impostergable del gobierno y de la misma sociedad.

En el Municipio de Tultitlán, la atención a las y los jóvenes que actualmente representamos más del 20% de la población total tultitlense a lo largo de los años ha sido inexistente o en el mejor de los casos pírrico, ya que las autoridades en turno nunca han considerado a las y los jóvenes como la apuesta a futuro en donde se deben de invertir los recursos públicos. En cambio las y los jóvenes siempre escuchamos discursos bien intencionados, que en la mayoría de los casos son discursos falsos, mentirosos, pragmáticos y engañosos.

Es por esta falta de compromiso real de las autoridades municipales actuales y anteriores, que desde las organizaciones de la sociedad civil se ha venido construyendo un proyecto alterno de trabajo con y por las y los jóvenes, ya que la visión de la agenda ciudadana de las organizaciones civiles entiende la atención, inclusión y participación de las y los jóvenes como un elemento esencial y necesario para tratar de transformar los vicios, prácticas y dinámicas de amiguismo, clientelismo y nepotismo que no terminan de prevalecer en el contexto mexicano; y mucho menos en el contexto tultitlense.

A manera de ejemplo nos gustaría exponer el accionar político-administrativo que el gobierno del Ayuntamiento de Tultitlán está llevando a cabo para con las y los jóvenes tultitlenses.

El pasado mes de noviembre del año 2009, mediante sesión de Cabildo se crea el Instituto Tultitlense de la Juventud, instancia administrativa que en esencia debería de atender las necesidades y demandas de las y los jóvenes tultitlenses y a la vez ser un espacio de inclusión y participación juvenil para crear políticas y programas públicos con y por los mimos jóvenes.

Sin embargo la inclusión y participación activa de las y los jóvenes tultitlenses sólo se quedo en el discurso, ya que en la práctica, en el Instituto Tultitlense de la Juventud se impuso a jóvenes priistas que si se caracterizan por algo, es por una falta de inclusión y apertura a ideas y propuestas alternas (para muestra un botón: tenemos documentos ingresados por oficialía común de partes con propuesta ciudadana de creación del Instituto Tultitlense de la Juventud a las respectivas autoridades desde el mes de agosto de 2009 y que a la fecha no han sido contestadas).

Ahora bien, si dentro del Ayuntamiento de Tultitlán no hay un interés real y verdadero de parte de las autoridades competentes por atender a los más de 8 9 036 jóvenes que según el INEGI habitamos en Tultitlán, quienes si tienen una propuesta alterna, incluyente, participativa, democrática y dialogante, son algunas de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el espacio geográfico del Municipio de Tultitlán.

Para estas organizaciones, las y los jóvenes si cobran, en términos sustanciales, la relevancia que expresan en términos demográficos, por lo mismo generan programas de atención juvenil, donde el elemento principal no es el discurso pragmático y vago de las y los políticos, sino las acciones concretas, reales y medibles a través de las cuales se atienden las problemáticas que las juventudes experimentan y que por ende coadyuvan al desarrollo pleno de las capacidades de nuestros jóvenes.

Es por lo mismo que la agenda de gobierno juvenil institucional del Ayuntamiento de Tultitlán, nunca podrá ser compatible con la agenda juvenil ciudadana, ya que la primera busca mantener vicios políticos como el amiguismo, nepotismo y simulación; mientras la agenda juvenil ciudadana busca empoderar verdaderamente a las y los jóvenes tultitlenses a través de su participación e inclusión real, es decir, buscan una verdadera democracia social incluyente.

 Para muchas y muchos jóvenes que no estamos de acuerdo en las formas en cómo se manejaron las autoridades del Ayuntamiento de Tultitlán para la creación del Instituto Tultitlense de la Juventud y la imposición de la supuesta estructura administrativa del mismo, nos resta trabajar desde la sociedad civil organizada, diseñar e implementar programas verdaderamente públicos e incluyentes, en donde las y los jóvenes estemos efectivamente incluidos y participemos en la toma de decisiones, porque para muchos de nosotros, el Instituto Tultitlense de la Juventud desde su creación surge cuestionado.

 ¿De verdad el Instituto Tultitlense de la Juventud tiene un proyecto de atención con y por las y los jóvenes?

¿Alguien conoce su plan de trabajo? ¿Alguien conoce a sus titulares?

¿Alguien sabe si sus titulares han tenido trabajo con y por las y los jóvenes tultitlenses?.

Nosotros ni los conocemos, ni sabemos si tienen trabajo con y por las y los jóvenes, ni conocemos su plan de trabajo, es por lo mismo que para el Colectivo Juventud entre Tules A.C., el Instituto Tultitlense de la Juventud que tanto promovimos para su creación desde hace más de dos años es simplemente una mentira y una farsa para las y los jóvenes.

 Colectivo Juventud entre Tules A.C.

http://www.juventudentretules.org/

08/01/2010

Anuncios