Boletín no.25

 Hoy en día, cuando el trabajo con las juventudes mexicanas es imperiosamente urgente debido a los contextos de riesgo y peligro a los que se enfrenta este actor colectivo, deberíamos de contar con políticas y programas públicos a nivel nacional, estatal y municipal que respondieran de forma inmediata, real y verdadera a los inconvenientes que más le afectan a las/os jóvenes.

Este año ha sido particularmente peligroso para las juventudes mexicanas, ya que en distintos lugares y en distintas fechas se han presentado casos donde la violación a los derechos humanos de las/os jóvenes es un símil, en este sentido, las/os servidores públicos de los tres niveles de gobierno que “supuestamente” atienden la institucionalidad competente en materia de juventud no han presentado ninguna política pública estructural que atienda las problemáticas más urgentes que enfrentan las/os jóvenes, y que responda a dichas violaciones a los derechos humanos de las/os jóvenes.

 

En cambio, y lamentablemente en muchos lugares, los/as titulares de la institucionalidad competente en materia de juventud sólo se dedican a adular a sus respectivos “jefes” políticos para mantener su puesto político actual y eventualmente conseguir otro puesto político derivado de la adulación irracional y de la sumisión a un proyecto político que en muchos casos es contraproducente a los intereses de las/os jóvenes.

 

Una política pública que verdaderamente atienda las problemáticas a las que se enfrentan las juventudes debería de ser: incluyente, conocedora de la problemática, democrática, financiable, abierta a todas las ideas, dialogante, bien pensada y consensuada, correctamente ejecutada, y evaluada sin intereses partidistas. Sin embargo, todo lo contrario es la regla más común y Tultitlán no es la excepción.

Mientras las/os jóvenes tultitlenses enfrentan situaciones de riesgo y peligro, como falta de educación, desempleo, violencia, altos índices de drogadicción, falta de espacios sanos para el esparcimiento juvenil, discriminación de parte de las autoridades del Municipio de Tultitlán, exclusión, entre otros, las/o s servidores públicos encargados de la institucionalidad competente en materia de juventud en Tultitlán se dedican a adular a los políticos en turno y a pedir sumisión y lealtad comprada de las/os jóvenes, mientras que de políticas públicas destinadas a las juventudes no se diseña nada.

 

La realidad a la que se enfrentan las juventudes tultitlenses reclama urgentemente de atención real y verdadera, no necesita que los encargados del INTUJUVE promuevan adulación y sumisión a un proyecto político, la realidad a la que se enfrentan las juventudes tultitlenses reclama apremiantemente de políticas públicas estructurales que atiendan las necesidades más inmediatas de las/os jóvenes, no necesitan de adulación y sumisión hacia políticos que en la realidad se han mostrado antidemocráticos, excluyentes, y discriminatorios.

Por lo mismo amiga/o, es que te invitamos a que te organices con tus amigos, vecinos y familiares, y formes una organización juvenil que coadyuve a atender las problemáticas que como jóvenes enfrentamos, lejos de intereses partidistas, lejos de inter eses grupales específicos, lejos de interés de políticos mentirosos y antidemocráticos .

 

Colectivo Juventud entre Tules A.C.

Miembro del CONSEJO T ULTITLEN SE DE LAS JUVENTUDES

http://www.juventudentretules.org/

cojetac@hotmail.com

Marzo 2010

Anuncios