Desde distintos puntos de vista, el tema de la atención a las juventudes ha cobrado una importancia sin igual, lo anterior principalmente debido a la falta de atención real y verdadera de las necesidades y urgencias que enfrentan las y los jóvenes mexicanos por parte de las autoridades gubernamentales de los tres niveles de gobierno y de la sociedad en general.

                Por acuerdo de asamblea general de la ONU, de agosto de 2010 a agosto de 2011 se celebrara el año internacional de la juventud, año que está orientado a coadyuvar a cumplir con los objetivos del milenio en el tema de juventud, con motivo de lo anterior, el gobierno mexicano ha organizado la Conferencia Mundial de Juventud, la cual pretende ser un espacio de retroalimentación entre gobierno y sociedad civil para encontrar caminos y derroteros a través de los cuales se puedan crear soluciones a las problemáticas, riesgos y peligros que enfrentan en la actualidad las y los jóvenes.

                De unos meses para acá, el tema de la atención a las juventudes ha sido recurrente en los discursos de las y los políticos en turno, el ejemplo más contundente de dicho pragmatismo político es la declaración de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados de declarar el 12 de agosto como Día Nacional de la Juventud, cuando más de la tercera parte de las juventudes mexicanas encuentran desempleo, falta de oportunidades educativas, discriminación, violencia estructural, exclusión, violación a sus derechos humanos.

                El motivo de estas líneas descansa en difundir el posicionamiento del COJETAC respecto a la Conferencia Mundial de la Juventud, en este sentido para las y los jóvenes que integramos esta asociación civil la Conferencia a celebrarse en México sólo será un encuentro a través del cual el gobierno mexicanos de forma pragmática y eufemística tratará de demostrar que está preocupado por el contexto en el que se desarrollan las y los jóvenes, sin embargo poco o nada se tratará de la serie de violaciones a los derechos humanos que enfrentamos sistemáticamente.

                Por lo mismo sólo nos resta rescatar el posicionamiento que hemos difundido en comunicaciones anteriores argumentado que en los trabajos de la Conferencia Mundial de la Juventud en México, los discursos pragmáticos de l@s políticos de pasarela y oropel que asistirán como invitados especiales, deberían de ser sustituidos por:

1.- Reflexiones demostrativas al mundo entero, por parte de organizaciones de derechos humanos, sobre la serie de violaciones sistemáticas y permanentes a los derechos humanos de las y los jóvenes mexicanos.

 

2.- Ejemplos y casos actuales de actos de impunidad que existen en el sistema de impartición de justicia en México y que en muchos casos afecta a las y los jóvenes.

 

3.- Denuncias por parte de las juventudes y de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con, por y para las y los jóvenes sobre la simulación de atención gubernamental de los tres órdenes de gobierno hacia sus juventudes.

Colectivo Juventud entre Tules A.C.

Anuncios