El día de ayer 5 de septiembre de 2010, en el inicio de sesiones  del segundo año  de la LXI Legislatura, donde los “acuerdos” en lo oscurito nos se “respetaron” y donde los priistas re-novados se hicieron de la mesa directiva,  los posicionamientos de algunos de los partidos políticos respecto a la situación que guarda el país mostraron autocrítica , mientras que los  de otros demostraron adulación, cinismo y burla a la situación de desesperanza y falta de oportunidades que la población mexicana vive en la actualidad.

En este sentido un tema importante que se volvió a escuchar –¡de menos!- en los discursos y posicionamientos de los partidos –sólo un partido renovado no toco el tema de las juventudes en su alocución (¿habrá sido por el tiempo, o por la poca importancia del tema para ell@s?)-  fue el de las y los jóvenes, enmarcándolo al  contexto nacional.

Si bien es cierto que la generación de oportunidades para la juventudes no se conseguirá sólo con palabras y buenas intención, es importante rastrear y darle seguimiento a los posicionamientos discursivos que los institutos políticos tienen hacia l@s jóvenes, ya que a partir de ahí podemos hacer una evaluación del “trabajo” que realizan en “pro” de la juventud y desmentirlos cuando dicen, repiten y difunden que las juventudes son importantes y en su accionar no hacen nada.

                Para no hacer un recuento completo de cada una de las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios que se posicionaron en tribuna respecto al tema de las juventudes, sólo mencionaremos que las fracciones parlamentarias lo relacionaron con temas como; la educación (PANAL, Partido Verde, PRD, PAN), con la seguridad pública (Convergencia, PT), con el crimen organizado (PT), con el trabajo (PRD, PAN).

                  Las juventudes siempre, siempre han sido importantes para los partidos políticos (aunque sea en el discurso) sin embargo en la realidad poca son las acciones que los gobiernos, los órganos legislativos y los partidos políticos llevan a cabo en pro de las juventudes, esperemos que después de la Conferencia excluyente que se llevo a cabo en México el mes pasado  y de los posicionamientos que se escucharon el día de ayer en el Congreso, de verdad se comience a trabajar a favor de las juventudes, esperemos que pasemos de las buenas intenciones a las acciones reales.

Anuncios