El 25 de noviembre  se reconoce como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer aprobada en 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, este día es de suma importancia porque reconoce uno de los pendientes más importantes de las sociedades que se autodenominan democráticas y que por ende respetan los derechos humanos; el respeto integral y pleno de todos los derechos humanos de las mujeres.

Hoy en día en México las mujeres representamos más del 50% total de la población, sin embargo, nosotras como profesionistas, amas de casa, esposas, deportistas, trabajadoras, ancianas, hermanas, jóvenes, enfrentamos un conjunto de carencias y limitantes institucionales que simulan, impiden y/o rechazan tajantemente el ejercicio pleno de nuestros derechos humanos. Si en épocas pasadas la violencia institucional se dirigía hacia los movimientos alternos al statuo quo en la actual coyuntura pareciera que dicha violencia institucional se dirige a aquellos segmentos de la población que luchan, exigen, demandan y tratan de ejercer sus derechos como las mujeres o las juventudes.

La violencia institucional que enfrentamos hoy en día las mujeres es producto del falso compromiso de una parte de quienes diseñan y elaboran las políticas públicas destinadas a las mujeres ya que dichas políticas en su mayoría están influidas por juicios de valor, percepciones particulares y principios ideológicos que lejos están de permitir el ejercicio pleno de nuestros derechos. Dicha violencia institucional por ende es un reflejo de la simulación y el pragmatismo político de quienes ejercen las mediaciones en donde se materializa el poder, por lo mismo hoy que conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer las mujeres jóvenes, profesionistas, hermanas, madres, que integramos el COJETAC no pronunciamos en contra de dicha violencia institucional, en contra del pragmatismo y la simulación política que priva actualmente hacia el respeto integral de los derechos de la mujer.

Para las mujeres que somos parte activa y fundamental del COJETAC los congresos locales de los 17 Estados que han legislado en contra del ejercicio pleno de  los derechos de las mujeres a través de las llamadas Leyes de Protección de la Vida son una burla a uno de los derechos fundamentales de la mujer que es el Derecho a Decidir sobre nuestro Propio Cuerpo, este tipo de Violencia institucional solo se puede detener con la movilización y el posicionamiento de nosotras como mujeres.

Otro ejemplo que nos permite ver el modo en como las instituciones violan nuestros derechos es la incapacidad de los gobiernos de proporcionar seguridad, lo cual se ha traducido en lo que algunos conocedoras han clasificado como feminicidio que no se traduce en otra cosa que la criminalización de la mujer por el hecho de ser mujer, el ejemplo más lamentable en la actualizad es el Estado de México el cual de acuerdo a datos del INEGI registra el 23% total de los homicidios dolosos contra las mujeres registrados a nivel nacional.

Es importante que como mujeres no cerremos los ojos, es importante que como mujeres no nos quedemos calladas, es importante que como mujeres nos movilicemos, es importante que como mujeres denunciemos esta violación institucional, es importante que como mujeres conmemoremos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer de  pero aún es más importante actuar en contra de quien o quienes violan nuestros derechos.

MUJER

NI SUMISA

NI DEVOTA

LIBRE

LINDA

Y

LOCA 

Sonia Salazar Pérez

COJETAC

Anuncios