Leer Documento Completo:

Docto. Único de Sistematización. Fomentando la Equidad e Igualdad de Género -PDF-

 

INTRODUCCIÓN

Hoy, después de amplios debates y de su expresión en movilizaciones nacionales e internacionales, así como del crecimiento de organizaciones civiles y gubernamentales especializadas y  dedicadas al estudio y al mejoramiento de las condiciones en las que las mujeres se desarrollan, podemos evidenciar no sólo que la discusión no está agotada, sino que también, bajo las condiciones impuestas por la (pos)modernidad, se abren nuevas vertientes concernientes a los estudios de género.

Es por lo mismo que las instituciones gubernamentales,  sociales y civiles  se han posicionado como actores clave en el desarrollo de las políticas públicas dirigidas hacia las mujeres y las juventudes. Es su evolución y refinamiento el que ha permitido ubicar ciertos problemas e inconvenientes, esfuerzo que ha abierto los caminos para hallar posibles soluciones. El creciente número de instituciones públicas y sociales cuyo objetivo es el de atender las limitantes que enfrentan las mujeres, da cuenta de una concientización sobre la realidad de los distintos problemas que vive uno de los sectores poblacionales más ricos en términos de densidad demográfica, ya que las mujeres representan más del 50% de la población total de mexicanos.[1]

Bajo esta premisa de reconocimiento de la importancia de la mujer en el desarrollo pleno de las comunidades y del conocimiento de las limitantes, carencias e inconvenientes estructurales que enfrentan en la vida real, en su vida cotidiana, es que el Colectivo Juventud entre Tules A.C., presento en la Convocatoria del Programa de Coinversión Social 2010 del Instituto Nacional de Desarrollo Social el proyecto “Fomentando la Equidad e Igualdad de Género: Sensibilización en Género y Masculinidades en las y los jóvenes del Municipio de Tultitlán”, el cual es un esfuerzo más desde la sociedad civil organizada para coadyuvar a promover y  generar entornos diferentes, favorables, igualitarios y equitativos para  mujeres y hombres, poniendo énfasis y atención en las juventudes.

CONCLUSIONES

El actual contexto demográfico mexicano evidencia que una de las franjas poblacionales más relevantes por su magnitud geográfica es la de las y los jóvenes, ya que con base en datos oficiales proporcionados por el INEGI en el 2005, se indicaba que más de 27 millones eran jóvenes que se ubican en un rango de edad que iba de los 15 a los 29 años.[2]  La cifra anterior es sumamente significativa y relevante por los contextos de riesgo y peligro a los que se enfrentan las juventudes, por lo mismo que el trabajo ético, comprometido, constante y permanente con esta franja poblacional es apremiante.

Una de las temáticas que desde un punto de vista juvenil es urgente trabajar gira en torno a fomentar y promover relaciones juveniles equitativas, igualitarias y altamente participativas que incidan de manera directa en la consecución de contextos ampliamente democráticos e incluyentes, y a la vez que posibiliten la transformación de los escenarios de riesgo y peligro estructurales a los que están enfrentados en su vida diaria.

Es por lo mismo que el proyecto Fomentando la Equidad e Igualdad de Género: Sensibilización en Género y Masculinidades apoyado por el INDESOL a través del PCS 2010 buscó adentrar a las y los jóvenes estudiantes de instituciones educativas de nivel medio superior del Municipio de Tultitlán en la temática de la perspectiva de género y masculinidades mediante un conjunto de actividades teóricas y prácticas que les permitieran identificar las relaciones de inequidad, desigualdad y exclusión a las que se enfrentan diariamente.

En este sentido se buscó que en todas las actividades contempladas en el proyecto se aplicara la perspectiva de juventud y de género con la intención de coadyuvar al desarrollo de relaciones equitativas y con orientación específica a la franja poblacional juvenil. En este orden de ideas el cumplimiento de las metas y de los objetivos nos permitió conocer a mayor profundidad los comportamientos y dinámicas que las y los jóvenes realizan y llevan a cabo diariamente, es decir, el proyecto nos permitió la obtención de información y conocimiento oportuno sobre las  relaciones socio-culturales juveniles actuales, que inciden directamente en su proceso de socialización.

Resumiendo el conjunto de argumentaciones y datos que se presentaron a lo largo de este documento de sistematización, podemos indicar que en la franja poblacional juvenil que estudia en el nivel medio superior de Tultitlán hace falta un trabajo continuo, constante y permanente referido al tema de la equidad e igualdad de género, ya que aunque las y los jóvenes tienen una percepción inicial de que viven y se relacionan en un contexto caracterizado por la igualdad y la inclusión, al momento de realizar las dinámicas contempladas en el proyecto, las y los participantes, principalmente las mujeres identificaron que los contextos familiares, educativos, de pareja y público en donde se desarrollan, desenvuelven, interactúan y se insertan reflejan elevados niveles de inequidad y falta de igualdad en lo que respecta a sus derechos humanos, es por lo mismo que casi 7 de cada 10  mujeres indican que después de asistir al curso taller identificaron que han vivido situaciones que las ponen en desventaja, exclusión y/o discriminación debido a su sexo.

En suma podemos indicar que el aporte más importante del proyecto descansa en conocer a través de la recolección de datos duros, cual es la percepción que las y los jóvenes estudiantes de nivel medio superior tienen respecto al tema de la equidad de género y masculinidades, lo cual nos  permite afirmar que  se mantiene y reproduce una visión androcéntrica en las relaciones juveniles, visión que impide y limita el pleno desarrollo de las capacidades, habilidades, aptitudes y actitudes de las y los jóvenes y en el mismo sentido el ejercicio pleno de sus derechos humanos.

Por ende no es inoportuno, ni repetitivo  indicar que hacen falta programas y /o políticas públicas éticas y comprometidas con la franja poblacional juvenil, las cuales estén pensadas desde la perspectiva de género y juventud, ya que los datos previamente presentados indican que las juventudes en la actualidad no tienen asideros sociales, culturales o cívicos que les orienten y guíen en la consecución de un futuro.

Cuentos y Canciones -PDF-

 


[1] De relevancia resulta mencionar que con base en los resultados del Censo de Población y Vivienda del INEGI del 2010, a nivel federal las mujeres alcanzan los 57 464 459 personas, mientras que los hombres son 54 858 298; en este orden de ideas en el Estado de México hay 7 775 989 mujeres, en tanto que los hombres alcanzan los 7 398 283; para el caso del Municipio de Tultitlán, las mujeres son 267 397 personas, mientras que los hombres son 256 381 <www.inegi.gob.mx>.

[2] Para ser exactos el INEGI indica que las y los jóvenes que se ubicaban en la edad mencionada en el año 2005 eran;  27, 177,008 de jóvenes, de los cuales 13, 055, 070 eran hombres, mientras que las mujeres eran 14, 121 ,936. <http://www.inegi.org.mx/sistemas/sisept/Default.aspx?t=mdemo03&s=est&c=17500&gt;. Con base en datos del CONAPO la población joven alcanzará su máximo histórico en 2011, con 20.2 millones.

< http://www.conapo.gob.mx/publicaciones/juventud/capitulos/Doc_completo.pdf&gt;

Anuncios