Uno de los grandes problemas que aun prevalece en nuestra sociedad es la desvalorización del conjunto de actividades que las mujeres realizan por su condición de sexo. Esta desvalorización ha ocasionado que se mantengan y reproduzcan procesos y dinámicas de desigualdad, exclusión e inequidad entre los géneros, provocando por ende niveles altos de violación a los derechos humanos, principalmente de las mujeres.

La agenda de gobierno es muy prolífica en argumentar que el respeto a los derechos humanos de las mujeres es un pilar fundamental sobre el cual se estructuran sus acciones; por otro lado desde un punto de vista legal se han creado una serie de instituciones que encaminan sus acciones a velar, proteger y fomentar los derechos humanos de mujeres y hombres; a nivel internacional los gobernantes firman y ratifican tratados, declaraciones, plataformas, convenciones y demás instrumentos internacionales que buscan proteger los derechos de las mujeres; sin embargo la realidad que enfrentan las mujeres mexicanas que representan más del 51% de la población total en México dista mucho de ser tan de avanzada en el respeto a sus derechos.

Para nadie es desconocido que las mujeres en el ámbito político lejos están de alcanzar una verdadera paridad en los puestos de toma de decisiones; para nadie es desconocido que las mujeres siguen ganando menos en el trabajo frente a los hombres realizando la misma actividad laboral; para nadie es desconocido que a las mujeres se les trata como a sujetos menores de edad al impedirles ejercer pleno derecho sobre su propio cuerpo; para nadie es desconocido la criminalización que se da en varios estados de la República por el simple hecho de ser mujeres; para nadie es desconocido que la mujer aun sigue siendo para algunos hombres un simple objeto sexual que se puede adquirir y desechar; para nadie es desconocido que en las labores domésticas y crianza de los hijos las mujeres siguen teniendo mayores responsabilidades; para nadie es desconocido que las mujeres son la franja poblacional que tiene altas dificultades para acceder a servicios de salud de calidad; para nadie es desconocido que las mujeres realizan una doble jornada laboral muchas veces no remunerada, ni reconocida.   ……………………..

En suma, los procesos de falta de equidad e igualdad entre mujeres y hombres ocasiona que en México estemos lejos aún de poder construir colectivamente una sociedad caracterizada por el empoderamiento de las mujeres; una sociedad que no aprovecha el valioso recurso humano, recurso intelectual y recurso sentimental que representan las mujeres está condenada a seguir caminos caracterizados por la violencia, la exclusión, la discriminación, la inequidad y la antidemocracia. Por lo mismo nuestra posición en la conmemoración de un año más del Día Internacional de la Mujer es seguir trabajando con mujeres y hombres adolescentes y jóvenes para en el corto plazo transformar los roles y estereotipos de género que limitan e impiden la realización de dinámicas incluyentes, igualitarias y equitativas; nos comprometemos a seguir trabajando para eliminar en el corto plazo en los hombres adolescentes y jóvenes su masculinidad tradicional que impide que se fomenten y desarrollen a plenitud los procesos de responsabilidades compartidas; en suma nos comprometemos a caminar juntos, mujeres y hombres para construir una sociedad planamente democrática.

Colectivo Juventud entre Tules A.C.

Anuncios