Un elemento importante que tenemos las y los jóvenes para razonar nuestro voto descansa en conocer y evaluar el conjunto de propuestas que los institutos políticos ofertan hacia la población juvenil, así como las políticas públicas que impulsan e implementan como gobierno en turno,  con base en esta revisión se puede tomar una decisión informada, la cual descansa en un conocimiento, sino experto, si coyuntural que permita ir más allá de una simple inclinación partidaria motivada por una campaña publicitaria, que en la mayoría de los casos poco refleja la sustancia de la propuesta política dirigida a las y los jóvenes.

Varios artículos sobre el tema de las juventudes coinciden en que en las elecciones del 2000 y del 2006 el voto juvenil estuvo orientado a favorecer al Partido Acción Nacional, los motivos van desde el manejo acertado de una campaña orientada al cambio en el 2000 a una campaña orientada a generar propuestas sobre dos temáticas fundamentales para las y los jóvenes en el 2006: el empleo y la educación.[1]

Si bien es cierto que en el año 2000 se logro una alternancia en el poder, la realidad distó mucho de generar un cambio verdadero que beneficiara a las juventudes, incluso organismos internacionales mencionaron que la atención a las juventudes se quedo en un simple discurso retorico cargado de buenas intenciones;[2] por otro lado en el 2006 a base de insistir en dos temáticas cruciales para cualquier joven, como son el empleo y la educación, se consiguió que gran parte del voto juvenil se orientara al partido gobernante, sin embargo las cifras con las cuales  termina este sexenio evidencian que hoy más que nunca este discurso quedo olvidado y relegado de la agenda institucional del gobierno federal, basta ver los datos de empleo (desempleo) juvenil y de acceso a oportunidades educativas para verificar el fracaso rotundo del discurso y las promesas que atrajeron el voto juvenil en aquella elección tan cuestionada del 2006.

En el año 2000 las y los jóvenes votantes para la elección federal ubicados en el rango de edad de 18 a 29 años representaron el 35% de electorado total; para el año 2006 los votantes jóvenes para la elección federal representaron el 30.5% del padrón electoral; mientras que para este año, en la elección federal del 2012, las y los jóvenes representamos el 29% de la lista nominal de electores, motivo por el cual los institutos políticos se prestan a presentar un conjunto de propuestas orientadas a atraerse el voto juvenil.[3]

Haciendo una revisión general de las propuestas presentadas por los tres candidatos más representativos en la escena político electoral de este año, se pueden encontrar las siguientes ofertas orientadas a las y los jóvenes:[4]

 

 

 

PAN[5]

1-      Apoyos   económicos y capacitación técnica para iniciar su propio negocio.
2-      Acceso   a Internet y a programas de cómputo con aplicaciones de uso común.
3-      Fondo   de Desarrollo Regional para la infraestructura juvenil (centros deportivos y   culturales).
4-      Atención   y rehabilitación de los jóvenes con problemas de drogadicción, alcoholismo y   otros trastornos.
5-      Transformar   los mecanismos del servicio militar obligatorio para que se pueda optar por   un servicio cívico, social y comunitario.

 

 

 

PRI[6]

1-      Ampliar   la infraestructura y calidad de los servicios educativos, para dar acceso a   la educación media y media superior.
2-      Servicio   social remunerado, apoyo a las empresas sociales de jóvenes y programas de   primer empleo.
3-      Ley   General de Juventud, sustentada en los principios de igualdad, no discriminación,   libertad de preferencias, responsabilidad y confianza.
4-      Apoyo   al cuidado infantil de las madres jóvenes que desean seguir estudiando.
5-      Actualización   de los programas de estudio, sus contenidos, materiales y métodos.

 

 

 

MOVIMIENTO PROGESISTA[7]

1-      Ley   y un Programa Nacional de Desarrollo Integral de las Personas Jóvenes.
2-      Promover   el deporte, tanto en su vertiente de esparcimiento y salud, como en la de   alto rendimiento.
3-      Programas   sociales para este sector con un enfoque integral y no asistencialista.
4-      Programa   de salario estudiantil.
5-      Todos   los jóvenes que cumplan con los requisitos y lo deseen podrán ingresar a   escuelas preparatorias y a universidades públicas

 

Ahora bien, después de presentar a grandes rasgos las plataformas políticas con las propuestas orientadas a las juventudes, el siguiente paso es el análisis a detalle de cada una de estas partiendo de una reflexión de viabilidad, pertinencia y relevancia del agenciamiento del sujeto juvenil, sin dejar de poner atención en evaluar si dichas propuestas contempladas en las plataformas políticas toman en cuentan y se percibe una consciencia de las diferencias que se presentan en la construcción de las identidades juveniles, es decir, hay que valorar como jóvenes que las necesidades no son iguales para todas y todos, por lo mismo no puede haber una propuesta de juventud, sino un conjunto de propuestas orientadas a la diversidad de juventudes que se expresan en México.

Las juventudes en México requieren de verdaderas propuestas políticas que se traduzcan en políticas públicas que atiendan las necesidades más ingentes, urgentes e inmediatas, el desarrollo y protagonismo juvenil actual no permite más discursos bien intencionados, pragmáticos y cortoplacistas, se requiere de un diagnóstico y por ende un análisis real, objetivo y pertinente de la situación que guardan las diversas problemáticas que enfrentamos las y los jóvenes, por lo mismo la necesidad de una reflexión puntal y detallada de las propuestas políticas dirigidas a las juventudes, es fundamental pasar del dirigismo, corporativismo y paternalismo en las políticas públicas juveniles a un agenciamiento de las y los jóvenes que reivindique su capacidad e importancia para la construcción de políticas públicas elaboradas por, para y desde las juventudes.

Nuestro voto es fundamental para nuestra democracia, nuestro voto es fundamental para nuestro futuro, es nuestro tiempo, es nuestra decisión, infórmate, voto libre, voto razonado.

COJETAC

Víctor Daniel García García

 __________________________

[1] Cuna Pérez, Enrique (2007). Democracia electoral y participación política juvenil. Análisis de la propuesta partidaria dirigida a los jóvenes en las elecciones presidenciales de 2006. El Cotidiano, septiembre-octubre, año/vol. 22, número145. UAM-Azc, México.

[2] Op.cit.

[4] La información de los cuadros se obtuvo de la misma nota periodística de la referencia anterior.

[5] Las propuestas de forma detallada se encuentran en la página web <http://josefina.mx/&gt;

[6] Las propuestas de forma detallada se encuentran en la página web <www.enriquepenanieto.com/>

[7] Las propuestas de forma detallada se encuentran en la página web <http://amlo.si/&gt; Hay que anotar que las propuestas enlistadas del Movimiento Progresista abrevan de la Agenda Joven para la Regeneración Nacional 2012, que se puede consultar y descargar en la página <www.morenaje.mx> donde bajo cinco ejes temáticos (1. Inclusión de las Juventudes; 2. Vida Digna; 3. Paz y justicia; 4. Trabajo decente y educación gratuita y de calidad; 5. Arte y Cultura) se amplían y presentan a detalle las propuestas enlistadas y un diagnóstico puntual y profundo sobre la realidad juvenil.

Anuncios