El jueves 4 de octubre se celebró, en las instalaciones del Instituto Nacional de Desarrollo Social, la reunión de exposición y entrega de avances en los proyectos de investigación. La cita fue a las 9:00 am para asentar los registros y organizar el orden de las presentaciones, según el horario de llegada de cada organización.

Fueron once los proyectos que se presentaron en ese día, de manera impecable por parte de las diferentes asociaciones civiles. Los temas fueron diversos por su objeto de estudio, no obstante, algo que llamó la atención de todas y todos los asistentes, es que encontramos más similitudes que diferencias en nuestros proyectos. De esta manera, sin importar si el grueso se lo llevó el tema de género en diversas vertientes, en casi todas las propuestas se evidenció que, si algo está atrayendo a las/os investigadoras/es, es la violencia y sus reinterpretaciones epistemológicas y metodológicas, destacando el hecho de que, en todas las propuestas hubo un abordaje que incluye o se centra en la dimensión cualitativa.

En lo que toca a la violencia, es menester aclarar que los trabajos refieren no la violencia en un sentido ambiguo y general, la de las incidencias delictivas, sino la violencia furtiva, la inasible y escondidiza. Las exposiciones mostraban y acentuaban formas cambiantes de una violencia sofisticada, la cual ha escapado por largo tiempo a las conceptualizaciones tradicionales.

Cada exposición fue retroalimentada. Ésta podía venir de las autoridades de la Dirección de Investigación del INDESOL o de las/os mismos asistentes. El tono siempre de respeto y sin buscar las vulnerabilidades personales de los expositoras/es, sino las debilidades de los planteamientos. Cada proyecto obtuvo valoración positiva de los pares y generó intercambios importantes en lo teórico, metodológico y protocolar.

Cabe destacar que de los 49 proyectos aprobados en total, 17 correspondieron al interior de la República y dentro de estos, sólo 3 del Estado de México, entre los que se incluye el nuestro.

Sin duda, es de suma relevancia la estrategia subyacente de la reunión a mitad de camino, ya que gracias a ello, contando a nuestro proyecto de investigación, pudimos hacer ajustes y recibir recomendaciones por demás útiles para cerrar nuestros temas y emprender la fase final.

Soc. Rubén Alejandro Rosas Longoria

Coordinador de Proyecto

r.rosas@cojetac.org

Anuncios