Las siguientes recomendaciones están contempladas en la “Evaluación de políticas públicas juveniles en tres municipios del Estado de México 2013-2015” llevada a cabo por integrantes del COJETAC.

En este sentido, las recomendaciones que se presentan son para los municipios bajo estudio, no obstante lo anterior, pueden ser consideradas como recomendaciones generales para la elaboración de políticas públicas juveniles municipales.

  1. Antes de proponer, elaborar y/o implementar cualquier acción pública gubernamental dirigida a las poblaciones juveniles es necesario contar con unlogotipo_cojetac diagnóstico de las condiciones socioeconómicas y demográficas del municipio en términos juveniles. Esto es, antes de cualquier intervención es necesario conocer el terreno donde se trabajará, esto permitirá que se elaboren y diseñen políticas públicas integrales, integradas a los planes municipales de desarrollo y por supuesto, incluyentes de todas las expresiones juveniles que se presenten en el municipio[1].
  2. Es necesario que se trabaje la perspectiva de derechos y de juventud en todas las áreas administrativas que componen los Ayuntamientos. Esto permitirá que se tenga precisión respecto a la población etaria que se va a atender ya que como bien lo indica Balardini (2000), el diseño e implementación de las políticas públicas juveniles “está firmemente vinculado con el concepto de juventud que opere de base”.
  3. Las políticas públicas de juventud que se impulsen a nivel municipal deben de ser políticas participativas, políticas amables con los jóvenes, en el sentido de que deben de basarse en la participación e integración permanente de las poblaciones juveniles en las tomas de decisiones de primer nivel, esto es, hay que construir una confianza estratégica en las y los jóvenes en la elaboración de las políticas públicas juveniles, lo cual sólo se consigue si construimos municipios amables con las y los jóvenes[2].
  4. Es imperioso integrar a la mayor cantidad de jóvenes en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas juveniles con el propósito de que la gente joven sea una franja poblacional fundamental en la ingeniería administrativa[3], esto permitirá un alejamiento de las acciones y por ende, perspectivas públicas cargadas del enfoque adultocentrico y de riesgo, en donde más que atender las demandas, necesidades y anhelos de las poblaciones juveniles, se responde a una agenda de gobierno excluyente y poco preocupada por las y los jóvenes.
  5. Es fundamental dejar de llevar a la práctica acciones públicas dirigidas a las poblaciones juveniles esporádicas, desordenadas, eventuales y desarticuladas. Se requiere diseñar políticas públicas juveniles integrales con enfoque de derechos, que permitan impulsar el agenciamiento del sujeto joven. Lo anterior sólo se conseguirá si se trabajan los incisos anteriores y por supuesto, se genera un “triángulo virtuoso” en torno a las políticas públicas juveniles, esto es, integrar a la mayor cantidad de actores conocedores de las temáticas, demandas y problemáticas juveniles en todo el proceso de las políticas públicas juveniles.
  6. Es urgente generar contralorías sociales juveniles (Rosas-Longoria & García-García, 2014) integradas por mujeres y hombres jóvenes que evalúen y generen retroalimentación a las políticas públicas municipales en materia de juventud. Se requiere generar una evaluación participativa (Cano-Castro, 2011) que permita que la población juvenil se vincule de manera directa en la valoración de las intervenciones públicas dirigidas a esta franja poblacional[4].

Soc. Víctor Daniel García García

[1] Contar con un diagnóstico permitirá llevar a cabo políticas públicas integrales e integradas a los planes de desarrollo municipal.

[2] Esta idea la recupero de la ponencia que Rene Bendit compartió en la 8va. Conferencia Provincial de Políticas de Juventudes. Llevada a cabo el 13 de noviembre del 2015 en Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina.

[3] Un ejemplo muy pertinente en este punto es la propuesta de Gabinete Joven que en la Provincia de Santa Fe, Argentina se ha estado implementando desde el año 2008, el cual busca integrar a jóvenes en la elaboración participativa de cada una de las iniciativas del gobierno provincial (Balardini, 2009).

[4] Esto permitirá fortalecer las dimensiones, informativa y evaluativa de la rendición de cuentas gubernamental.

Anuncios